Progreso gradual

Si quieres tener una dieta más limpia y sana, deja que tu cuerpo desarrolle nuevos hábitos.

No esperes, además, conseguir un programa perfecto enseguida. Trátate con cariño y haz pequeños cambios progresivos a los que puedes ir ajustándotelo poco a poco. Si intentas seguir un programa de alimentación que sea muy diferente del que tienes por costumbre seguir, será difícil mantenerte en él y te puede producir un cierto estrés digestivo.

Aprender a comer de forma nutritiva es como aprender las técnicas del Caminar Chi: son fáciles si las prácticas de una en una. Una vez que un cambio se convierte en un hábito, puedes añadir más a los cimientos. Tómate tu tiempo y hazlo bien. Conseguirás el máximo Chi de tu alimentación siendo constante y perseverante en casa paso a lo largo del camino y avanzando mediante un progreso gradual. La cantidad de Chi ganada por mejorar un aspecto de tu dieta te dará la confianza necesaria para afrontar otras mejoras adicionales.

No te olvides de escuchar a tu cuerpo mientas estás modificando tus hábitos alimenticios. Deja que te guíen principios como la salud general, la sensación de bienestar, las ganas, los cambios de humor, los niveles de energía y los patrones de descanso.

Suena razonable la afirmación de que el espacio en el que tu comes es tan importante como la calidad del propio alimento. Si comes deprisa, embuchando el aliento, o intentas comer en un medio ambiente dominado por el caos, los ruidos y el estrés, tendrás dificultades digestivas y serás incapaz de extraer de tus alimentos todo el Chi que necesitas. También es muy probable que no consumas la cantidad necesaria de alimentos o que no tengas tiempo para elegir lo mejor bajo esas circunstancias de estrés y de prisas.

Pero las mayoría de las veces has de tomar tú la decisión de escoger el marco de tus comidas. Como en tu programa de correr, el tiempo de la comida puede convertirse en un tiempo para la práctica consciente, cuando te sientas y rellenas a conciencia tus almacenes de energía.

Tómate un tiempo para recordar lo que estás haciendo: te estás nutriendo. Algunas personas son amigas de estar un breve instante quietas para que les ayude a pasar de la agitación de su jornada al tiempo de alimentarse.

Comer en un espacio agradable y relajado, con respecto hacia tu cuerpo y los alimentos que comes es de suma importancia para mantener un estilo de vida de alta calidad. Comer bien es algo fundamental. Es el fundamento del exitoso programa de caminar que te permitirá tener un cuerpo saludable y una vida vibrante y llena de energía.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s